British Airways se dividirá en dos aerolíneas.

British Airways (BA) se dividirá en dos aerolíneas, una que compita contra los precios de las ‘low cost’ y otra más enfocada a las clase ‘premium’, según ha revelado el director ejecutivo de la compañía británica, el español Alex Cruz, a la revista ‘Sunday Times’.

En una entrevistan en la que Cruz habló sobre los recientes problemas de BA, entre los que se incluyen las huelgas de su tripulación de cabina (TCP) –en estos momentos en curso– y el fallo informático sufrido a finales de mayo, el director ejecutivo comentó los planes de dividir la aerolínea en dos.

“Nos estamos quedando atrás”, señaló Cruz, quien esbozó un plan para dividir a la aerolínea en dos, una de bajo coste y una de lujo, con lo que pretende competir contra las aerolíneas como easyJet, Ryanair o Norwegian, las cuales ha hecho que el mercado de clase económica sea “un producto básico”, señaló Cruz.

La parte de la aerolínea británica enfocada al bajo coste ofrecería viajes a Alicante por unas 21 libras (23,5 euros) y viajes a Nueva York por 379 libras esterlinas (424 euros), ha aventurado Cruz, quien opina que serían precios los suficientemente baratos pata competir contra las ‘low cost’.

447 MILLONES DE INVERSIÓN EN EL MERCADO PREMIUM

Para el director ejecutivo de BA, el mercado ‘premium’ de las aerolíneas se está volviendo cada vez de mayor nivel, gracias al aumento de las aerolíneas del Golfo –Emiratos, Etihad y Qatar– y la fuerte inversión de las compañías estadounidenses en los negocios de primera clase.

Como resultado, las cabinas de primera clase en muchos aviones nuevos de BA se están configurando para tener sólo ocho asientos para hacerlos más exclusivos y se están introduciendo nuevos asientos de clase ejecutiva, lo que podría significar el final de la actual configuración “back-to-front”, que muchos pasajeros y tripulación consideran estrecha e incómoda.

Por otro lado, BA pretende mejorar los servicios de comida y bebida y sistemas de entretenimiento en la cabina ‘premium’, lo que sumado a los anteriores cambios estructurales en los aviones supondría una inversión de 400 millones de libras (447,4 millones de euros), según Cruz.

Fuente: EuropaPress