¿Qué puedo hacer si me pierden las maletas?

Los transbordos entre aviones o los retrasos constituyen las principales causas de pérdidas de maletas en los aeropuertos. El equipaje de un viajero pasa por muchas manos desde que es entregado en el mostrador de facturación: los auxiliares encargados de la documentación, controladores de seguridad y los operadores que realizan la carga y descarga. A pesar de ello y del aumento en el número de pasajeros, la cifra de maletas extraviadas o dañadas bajó a 21,6 millones en 2016, un 7,2% menos que en 2015, según el «Baggage Report 2017» de la Société Internationale de Télécommunications Aéronautiques (SITA).

Este descenso se debe a las mejoras introducidas por las aerolíneas en el control del seguimiento. Para reforzarlo, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) prepara un salto importante y obligará a sus empresas asociadas a rastrear las maletas de principio a fin a partir de junio de 2018. Las aerolíneas también deberán compartir la información recopilada con clientes y otros actores involucrados. Desde SITA consideran que este nuevo requisito ofrecerá «la posibilidad de asegurarse el que sea una rareza que las maletas se retrasen o realmente lleguen a extraviarse».

En este proceso ya hay aerolíneas que se han anticipado a que estos requerimientos entren en vigor. Por ejemplo, Delta fue la primera en ofrecer información en 2011 acerca de la trayectoria del equipaje a través de su aplicación móvil. Otras aerolíneas siguieron después sus pasos, como es el caso de American Airlines con cambios en 2015 en su página web y en su plataforma móvil. Ya para 2019, la mayoría de compañías proyectan actualizar las ubicaciones del equipaje para que todos los viajeros puedan acceder a ellas.

Una indemnización de 1.300 euros

Mientras llegan estas mejoras, si una aerolínea pierde tu equipaje, tienes la opción de reclamar para recuperarlo o recibir una indemnización. Para ellos, lo primero que debes hacer es dirigirte a la ventanilla de tu compañía con el DNI o pasaporte y rellenar el Parte de Irregularidad de Equipaje (PIR). También conviene revisar la cobertura que tu póliza te ofrece en el caso de perder tus pertenencias durante un viaje ya que puede ser mayor que la establecida por la compañía operadora del vuelo.

Desde la OCU recomiendan presentar además un escrito en el departamento de atención al cliente de la aerolínea. El plazo para reclamar es de siete días en el caso de que las maletas estén dañadas. Por otro lado, una vez pasados 21 días, el equipaje se da por perdido y procede volver a presentar otro escrito formal. El máximo de indemnización por maleta ronda los 1.300 euros.

El pasajero también tiene derecho a solicitar el denominado «kit de pernocta» con productos básicos de aseo personal. Las compañías deben indemnizar por demora a sus pasajeros bien con un bono de gastos diarios o mediante reembolso de los recibos.

La organización de consumidores recomienda llevar siempre la documentación, medicinas, joyas y una muda de ropa dentro del equipaje de mano. También es conveniente etiquetar las maletas con el nombre y teléfono de contacto. No se deben perder las tarjetas de embarque ni el resguardo de la pegatina de facturación de los bultos.

Por: Teresa Sánchez Vicente – ABC